El orgullo lo tengo en el
olvido.
Yo me entrego con una sensual
liberación.
En el roce de tu piel, entrégate
y no me des nada más.
Controla mi ilusión envenenándola
de sentirme tuya , de sentirte mio,
más no puede ser, ésto es un
castigo.
Acércate despacio , lenta , muy
lentamente.
Dame un momento , que dure
intensamente.
Alcánzame lo inalcanzable, deja
deja que mi amor sereno , se rinda
ante tu amor salvaje.
Deja que tus fluidos sean incomparables.
Mátame de pasión con tus besos.
Autora : Mª Antonia Moyano Oliveros