´Mírate en el espejo
y verás tu imagen reflejada.
Observate, ¿ no te dice nada ?.
Sí, si tienes conciencia te dirá
que tengas paciencia.
Noche y día pienso en la mía,
¿ en qué me habré equivocado ?.
Dios, dime cuál ha sído mi pecado,
ábreme el camino a la verdad,
pues necesito sinceridad
y sobre todo Tu Paz.
Los días pasan y no se arregla nada,
sólo hya ciclones y vendavales en mi alma.
Ya te he pedido Dios que me dés la calma.
No sé si me escucharás, pues tienes muchas peticiones,
también, conceder muchos perdones.
Derechos Reservados : Mª Antonia Moyano OLiveros