Las ilusiones se las llevó
el olvido y mis sueños están
llorando mis amores para siempre,
llevándose las ilusiones de  los
enamorados  como jilgueros volando.
La ilusión perdida y sus desdichas , se
lamentan hoy.
Le cuentan a la Luna , sus penas , cuitas
y lamentos, que son como tormentos.
Ella que su amor lloraba en la primavera
pasada, hoy ríe , porque por fin se dió
cuenta, que con sus lamentos, nada
conseguia, !ya no era su guia !.
Ven aquí , primavera hermosa , que la
pasión no acaba, yo te prenderé con
mis brasas, que mi amor no termina,
como no acaba  las brasas de la hoguera
que con un leve  viento , prendiera.
Las ilusiones se las llevó el olvido y
yó, contigo.
Autora: Mª Antonia Moyano Oliveros