Poco a poco , los pájaros desaparecen
Las hojas de los árboles , empiezan a
desprenderse.
Ya calló la chicharra con su ruido endordecedor
El verdor del prado también desapareció.
El Otoño ha llegado y con él mi alegria ha
derramado.
Mis poemas están bullendo como una
tempestad, que empieza a lastimar.
El suelo se cubre de hojas doradas
como una alfombra amada.
Yo sigo aquí , como si nada , dentro de tí
!yó tu adorada!.
No me marchito como las hojas
que inexorablemente caen, pues ya cumplieron
con la Primavera implacable.
Me siento bién con ésta estación , pues a ella
le brindo todo mi amor .
Autora ; Mª Antonia Moyano Oliveros
Derechos Reservados.