Niño que recién nacido estás
y no pedistes llegar.
Te alimentas de un pellejo,
que ni leche dá yá.
Pero , aún así, pones tu
pequeña manita , sobre el
pecho de tu madre , mientras
succionas , sin sacar nada más.
Nacistes en un Continente, que
muere de hambre y de injusticias
y de falta de libertad.
Vais caminando todos con la
 mirada perdida, como ida.
Todo el mundo , habla de vosotros,
pero los "grandes", no quieren veros
no hacen nada , porque la situación
cambie, sólo los pobres , como nosotros,
se acuerdan de vosotros.
Sentimos indignación y todos tenemos
esa  obligación.
!Ojalá fuera Dios !para poder clamar al
Universo y que oyeran estos versos.
Autora : Mª Antonia Moyano Oliveros,