Sólo queda el recuerdo
de un rato de pasión.
En la habitación todavia se huele,
el olor del AMOR.
De una pasión verdadera
porque verdadero es mi AMOR.
Lo siento en mi fibra más íntiima,
en mis entrañas y en mi corazón.
Aún recuerdo tu tacto y tu peso soberano,
y mis manos que tu piel acariciaron.
Y entre caricias y besos
tus pupilas en las mias y tu piel estremecida,
recorriendo todo el cuerpo con un escalofrio ,
que no es de frio sino todo lo contrario,
es de delirio, pasión y locura .
Una locura que es mi cura para todos mis males.
Tú acariciándome la ensenada de mi cuerpo,
llegando a sentir tus caricias hasta mis huesos.
Sólo queda la locura del AMOR.
Locura y ternura
Autora : Mª Antonia Moyano Oliveros
Derechos Reservados.