de Ma Antonia Moyano Oliveros, el Domingo, 21 de agosto de 2011, 14:16
Sobre la cama aún se encuentra,
la humedad privada de nuestro
amor.
El cuerpo , todavía vibrando de
pasión.
Ya llegó la noche, con su soledad
y sin reproches.
Mis labios aún húmedos , se estremecen
como en un conjuro.
Estamos en penumbra y siento tu presencia,
como una sombra.
Siento que te amo y soy consciente, que te
necesito, me lo dice el subconsciente.
Cuándo te miro, la luz que desprendes , me
deja ciega y cierro mis ojos verdes, grises
o violetas, degún gire la veleta.
Ahora es hoy y mañana no sé qué será ,
por eso , hoy vamos a vibrar, no podemos
esperar más.
No sabemos el futuro , que nos deparará.

Autora : Mª Antonia Moyano Oliveros.