Te quiero y tú lo sabes.
Te lo he dicho muchas veces,
desde que nacistes y aún antes
ya lo oistes.
Por tí sería capaz de remover
Cielo y Tierra.
Me siento orgullosa como lo has
hecho todo.
Yo tambien puse de mi parte , pero
tú eres el más importante.
Me distes la fuerza suficiente para
seguir adelante y mucho aprendí de tí,
de tu fuerza de voluntad y hasta de tu
humanidad.
Cuando nacistes eras un querubín , rubio
y rollizo.
Eras bello, como bella es tu alma , esa, esa
que nada más que te veo , me da la calma
Yo soy tu madre y tú !el hijo de mi alma!.
Autora : Mª Antonia Moyano Oliveros